En la comisaría 30 arrancó la Policía de la Ciudad

En un acto encabezado por Horacio Rodríguez Larreta y Martín Ocampo se puso en funciones a la nueva Fuerza. Serán 25 mil policías que ayudarán a tener una mejor seguridad a los ciudadanos.

La Policía de la Ciudad se puso oficialmente en funciones esta mañana, luego de que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la presentara en un acto en la Comisaría 30.

Del evento también participaron el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; el ministro de Justicia y Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Martín Ocampo; el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco; el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D' Alessandro; el jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar; y el superintendente de Investigaciones, Carlos Kevorkian.

Rodríguez Larreta manifestó que como toda capital importante del mundo, Buenos Aires debía tener su Policía y que esto hoy es una realidad. “Esto se venía anunciando hace 40 años. Era una necesidad y nosotros tomamos la decisión histórica de hacer el traspaso”, indicó.

Además, sostuvo que es una reforma estructural y llevará su tiempo. “Sin dudas lo importante es que empezamos y hoy estamos dando un paso más en la dirección correcta”.

El jefe de Gobierno adelantó que en abril próximo la Policía de la Ciudad estará en todos los barrios y se comprometió a asumir la responsabilidad “de atender la preocupación de los vecinos" con respecto a la inseguridad. Trabajamos todos los días para tener una mejor Policía, que de una mejor seguridad”, concluyó.

En declaraciones posteriores, el ministro Ocampo explicó que la creación de la Policía de la Ciudad se trató de un proceso complejo, pero positivo. “A partir de ahora tendremos el uso complementario de la fuerza, con más economía de gestión y distribuida en toda la ciudad”, manifestó. Y agregó: “Contamos con una Policía cercana, profesional, y con gente preparada".

La Comisaria 30, ubicada en California 1850, en Barracas, es la primera de las dependencias de la fuerza en donde se ajustaron los trabajos de infraestructura edilicia, que continuarán en el resto de las Comisarías.

Estas mejoras consistieron en la puesta en valor, refacción y ampliación de la infraestructura existente.

Se pintaron todos los ambientes de la seccional, se proveyeron nuevos equipos de aire acondicionado, se mejoró la parquización, se amplió el sector de vestuarios y el de alcaidía, y se realizaron tareas de refacción y mantenimiento en toda la Comisaría.